Medio millar de personas con discapacidad disfrutan del deporte como vía de inclusión

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, asiste a la actividad organizada por la Universidad, el Club Depoadap y FAAM, en la que colabora Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha acudido hoy a la Universidad, junto al concejal de Deportes, Juanjo Segura, para compartir una mañana con las más de 500 personas con discapacidad que han participado en las ‘IV Jornadas Deporte como vía para la inclusión’.

Personas felices disfrutando de la actividad física compartida y haciendo un llamamiento a la sociedad. Todo eso han conseguido con este evento, organizado por la UAL, la Fundación FAAM y el Club Depoadap, con la colaboración del Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Almería, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía y el IAJ, donde se ha hecho desaparecer la discapacidad desde la naturalidad de unir sus diferentes capacidades en una actividad física divertida y sin distinciones.

El alcalde ha manifestado que “el título de las jornadas no puede ser más acertado, ‘El deporte como vía de inclusión social’, y es que precisamente el deporte tiene entre sus valores el compañerismo y la integración. Tanto en el plano físico como el emocional, no hay nada más saludable que hacer deporte, y estas jornadas permitirán seguir fomentando la inclusión a través del deporte”. De la misma manera, Ramón Fernández-Pacheco ha asegurado que “desde el Ayuntamiento trabajamos para hacer una ciudad donde todas las capacidades convivan y disfruten de todos los servicios, y, en concreto, el deporte es una herramienta muy útil para la normalización de la discapacidad”.

Javier Lozano, vicerrector de Deportes, Sostenibilidad y Universidad Saludable, ha manifestado que en la Universidad de Almería se tiene “absolutamente interiorizado que es imprescindible la inclusión”, definiendo como “maravilloso lo que está sucediendo con esta actividad, personas disfrutando de su ocio y del deporte”. Ha confesado que “estamos encantados de recibir a todos aquí, en las instalaciones de la UAL, para realizar esta llamada para la inclusión”, textualmente, dejando clara la máxima de que “hay que colaborar, es imprescindible a pesar de algunas declaraciones desafortunadísimas que ha tenido algún político”. Por último, ha alentado a que estas jornadas tengan mucha repercusión para la consecución de sus fines.

Varios mensajes clave ha lanzado Valentín Sola, presidente de la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM), de cara a lo que debe suceder después: “Nosotros llamamos a esto ‘la fiesta del deporte y la inclusión’, niños y niñas de colegios y chicos y chicas de distintas asociaciones disfrutando de la inclusión, y el mensaje que queremos lanzar a la sociedad es que cualquier actividad que se desarrolle, que se haga pensando en ella”.

La herramienta esta vez es el deporte, “todos sabemos lo importante que es para la salud y para la rehabilitación cognitiva y la motivación, pero también a través de él queremos hablar de inclusión”, y esto debe ser exportable a otros escenarios: “Dentro de poco se van a desarrollar escuelas de verano durante las vacaciones, y lo que queremos es que la sociedad se dé cuenta de la importancia que tiene eliminar barreras, y que con pocos recursos y los apoyos suficientes se pueden adaptar las actividades para que todos los niñas y niñas las puedan disfrutar”. El ejemplo, lo vivido en la UAL: “La discapacidad ha desaparecido este rato”.

Suma de voluntades

José Carlos Tejada, impulsor de las jornadas desde Depoadap, ha puesto de manifiesto que “ha habido una suma de voluntades” y por ello ha realizado un capítulo de agradecimientos a instituciones y empresas privadas, más personas sumadas desde el ámbito universitario. “Hemos tenido la suerte de tener la colaboración de profesores del Grado de CCAFD”, ha dicho. El gran objetivo es claro y rotundo: “Lo que queremos es sembrar semillas para la inclusión, y qué mejor que plantarlas en el sector educativo, por lo que aquí hay estudiantes tanto con discapacidad como sin ella”, ha reflexionado, añadiendo que “es una carrera de fondo esto de la integración, y el deporte es una vía magnífica para que esa inclusión que todo el mundo desea se haga realidad lo antes posible”.

Por último, el diputado de Deporte de la Diputación de Almería, José Antonio García, ha agradecido a los organizadores esta iniciativa: “El deporte es salud, pero debe ser integración, inclusión y cohesión social, y wste evento es importante porque refleja la apuesta de la provincia por el deporte como vía de inclusión”. Ha insistido en que “estos 500 participantes son el espejo en el que debemos mirarnos, porque su esfuerzo muestra la importancia del deporte como elemento inclusivo”. De hecho, tal cantidad de deportistas ha procedido de toda la geografía provincial, rotando en grupos para pasar todos por cada una de las distintas estaciones de juegos situadas en el campo de fútbol, la pista de atletismo, las pistas de fútbol sala y pickleball, las zonas diáfanas de césped artificial, el pabellón del Centro Deportivo y la piscina cubierta. En total ha habido hasta 20 actividades diferentes de deporte inclusivo.

Todo perfectamente organizado y con ágil desarrollo, ha tenido coordinadores a cargo de diferentes equipos de voluntarios, todos cargados de la ilusión de abrir vías y hacer posible la inclusión a través del deporte. Han participado, casi todos en grupos que se han desdoblado, de Asalsido, Rosa Relaño, Aspapros, Mar Mediterráneo, Princesa Sofía, A Toda Vela, Nueva Almería, Murgis, UAL, Verdiblanca, FAAM, ACIFA, Juan Ramón Jiménez, Azcona, Maestro Padilla, Down Almería, Asperger, AEMA y Virgilio Valdivia. Antes del inicio de las actividades, después de hacerse la gran foto de familia, se ha disfrutado de un completo desayuno de convivencia, y como colofón ha habido un acto de clausura en el que se ha agradecido a todos su aportación para que estas IV Jornadas ‘El deporte como vía para la inclusión’ hayan sido un éxito.