Los secretos ocultos del desierto de Tabernas pueden contemplarse en una nueva exposición del CSIC en el Paseo de Almería

El Paseo de Almería, el museo al aire libre de la ciudad, cuenta con una nueva exposición. Si hasta hace unos días, almerienses y visitantes podían contemplar la instalada con motivo de los 50 años del Observatorio Calar Alto, ahora es otro centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) quien ha desembarcado en estos paneles expositivos. Se trata de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA), centro que ha querido plasmar su dilatada historia a través de las 29 fotografías de esta arteria principal de la ciudad, aprovechando su 75 aniversario fundacional.

La concejal de Empleo, Comercio, Juventud y Emprendimiento, Lorena Nieto, ha sido la encargada de inaugurar esta exposición acompañada por la directora de la Estación Experimental de Zonas Áridas, Teresa Abáigar Ancín. La edil ha invitado a los almerienses a visitar esta nueva muestra expositiva instalada en el Paseo de Almería, “un resumen en imágenes de la amplísima historia de esta Estación Experimental”. Bajo el nombre ‘Secretos ocultos del desierto: 75 años investigando y conservando las zonas áridas’, la muestra está compuesta por 29 imágenes del desierto de Tabernas, “un paraje único de nuestra provincia, aunque también se exhiben otros paisajes, flora y fauna objeto de estudio en este centro de investigación”, ha explicado Nieto.

La exposición, también disponible virtualmente a través de la página web propia de la Estación Experimental de Zonas Áridas (http://www.eeza.csic.es/divulgacion/expo/2022/)”, “vendrá a desvelar a los almerienses y visitantes muchos de los secretos que encierra nuestro desierto más emblemático”, detallaba la edil, invitando a través de esta muestra “también a conocer los entresijos de este centro de investigación, con más de siete décadas de vida, y la contribución científica que ha hecho y que hace de forma diaria”.

Por su parte, la directora Teresa Abáigar ha agradecido “al Ayuntamiento de Almería por cedernos este espacio en el Paseo de Almería para mostrar al público este 75 aniversario”. Abáigar ha recordado que “este centro se creó en 1947 precisamente en este Paseo, volviendo hoy a nuestros orígenes”. Durante estas más de siete décadas de vida, “hemos tenido oportunidad de trabajar en investigaciones relacionadas con la ecología y con la vocación de zonas áridas, estudiando la problemática desde varios puntos de vista desde las zonas áridas”, ha mantenido la directora.

La exposición cuenta con la coordinación científica a cargo de Teresa Abáigar y José María Gómez Reyes; la coordinación técnica de Almudena Delgado y Alberto Ruiz y el diseño y la maquetación a cargo, también, de estos dos últimos

Un libro conmemorativo

Junto a esta importante exposición, y dentro de las acciones con motivo de los 75 años de vida que cumplió el centro el pasado 2022, la Estación va a presentar el libro ’75 Aniversario de la Estación Experimental de Zonas Áridas, reconstruyendo nuestra historia, construimos nuestro futuro”. La presentación del libro tendrá lugar el próximo día 3 de octubre a las 19:00 horas en la Librería Picasso.

Estación Experimental de Zonas Áridas

La andadura de la EEZA comenzó el 23 de enero de 1947, cuando el CSIC acordó la creación del Instituto de Aclimatación en Almería, cuya actividad investigadora se enmarcó en el campo de la ingeniería agrícola. Sus investigaciones fueron pioneras en diversos aspectos hoy cruciales para los cultivos en terrenos áridos y semiáridos, tales como el aprovechamiento de la humedad atmosférica. Esto dio origen a los invernaderos actuales, las primeras experiencias a escala industrial de cultivos hidropónicos o el ensayo de variedades de maíces híbridos y uvas resistentes a virus, además de variedades sin pepitas.

Como consecuencia de cambios en las líneas de investigación, el instituto comenzó un proceso de reestructuración que culminó en 1979 con su integración en el Área de Recursos Naturales del CSIC, cambiando su denominación a la actual. Desde el año 2010, su sede está ubicada en el Campus de la Universidad de Almería, en la cual cuentan con una biblioteca científica especializada con cerca de 8.000 monografías, así como un Servicio de Laboratorios moderno y equipado para el desarrollo de diferentes técnicas analíticas que proporcionan apoyo técnico a los grupos de investigación. Además, distintas expediciones florísticas y faunísticas realizadas a mediados del siglo pasado, dieron lugar a un extensa y valiosa Colección de Historia Natural con más de 155.000 especímenes que se atesoran en sus instalaciones.