La Cofradía de Estudiantes será la encargada de realizar el Belén Municipal la próxima Navidad

Desde hace un par de semanas ya se empieza a apreciar que se están intensificando los preparativos para unas nuevas fiestas navideñas. A la instalación de las primeras luminarias, un año más, el Ayuntamiento de Almería, a través del Área de Cultura, Tradiciones y Fiestas Mayores pondrá en marcha los tradicionales concursos municipales de Belenes y Villancicos de forma inminente y, además, ya se ha anunciado la concesión de la instalación del Belén Municipal, tras vencer en el concurso habilitado para tal efecto, a la Cofradía de Estudiantes.

Está previsto que el Belén Municipal abra sus puertas oficialmente el próximo 1 de diciembre en el Museo de la Guitarra ‘Antonio de Torres’ y se podrá visitar hasta el 6 de enero. Ganadores del concurso en 2017, en aquella edición destacó por las múltiples referencias locales que sumaron a las tradicionales, por lo que se espera algo similar para este año.

El concejal delegado del Área, Diego Cruz, recuerda que “la Cofradía de Estudiantes tiene una amplia tradición en la artesanía del belenes, y ya ha tenido la responsabilidad de realizar el Belén Municipal en otras ocasiones por lo que estamos convencidos de que el resultado será espectacular y que será un atractivo más para familias y turistas a lo largo del mes de fiestas navideñas”.

La Cofradía de Estudiantes de Almería fue fundada en el año 1944 por un grupo de jóvenes estudiantes almerienses, antiguos alumnos del Instituto de Enseñanza Media, y después universitarios en Granada. Las primeras imágenes que tuvo la Hermandad fueron el Cristo de la Oración en el Huerto, acompañado de un Ángel, formando un paso de misterio. Datan del año 1945, siendo veneradas y procesionadas desde entonces al día de hoy. Siempre fiel a su cita con la ciudad del Miércoles Santo.

La imagen de Nuestra Señora del Amor y la Esperanza data del año 1946, año en el que fue bendecida y en que procesionó por vez primera. Su autor fue el conocido imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci. Fue la primera Virgen almeriense en salir bajo palio, siguiendo la costumbre andaluza.