El Pleno aprueba la incorporación al Plan de Movilidad la delimitación de Zona de Bajas Emisiones (ZBE)

El Pleno del Ayuntamiento de Almería ha aprobado hoy, en sesión extraordinaria, con los votos favorables del Partido Popular (13), Ciudadanos (1) y el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca; la abstención del Grupo Municipal Socialista (9) y de los concejales no adscritos, Miguel Cazorla y Carmen Mateos; y el voto en contra de Vox (!), el acuerdo de modificación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Almería (PMUS) para introducir medidas que permitan reducir la emisiones derivadas de la movilidad. Mediante este acuerdo el Plan de Movilidad incorpora al documento, aprobado en junio de 2015, el establecimiento de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE), en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 14 de la 7/2021, 20 mayo, de cambio climático y transición energética.

La propuesta de acuerdo introduce además, para dar cumplimiento así al artículo 11 del Real Decreto 1052/2022, de 27 de diciembre, por el que se regulan las zonas de bajas emisiones, con entrada en vigor hoy jueves, 29 de diciembre, someter a información pública por un periodo no inferior a 30 días el contenido de la modificación del PMUS, que en el caso de Almería establece como zona de bajas emisiones las zonas 24 (Vía Parque) y 25 (Pescadería), del estudio elaborado por la empresa Desarrollo, Organización y Movilidad, S. A. (DOYMO)

La aprobación de esta modificación sigue a la aprobación de esta propuesta en Junta de Gobierno Local, el pasado día 16, y al desarrollo del proceso participativo abierto por el Ayuntamiento de Almería para dar a conocer el documento y que se ha desarrollado a través de jornadas participativas con los ciudadanos y agentes implicados en la movilidad urbana hasta el pasado día 22 de diciembre.

Un trámite, como ha explicado la concejala de Seguridad y Movilidad, María del Mar García Lorca, que sigue el Ayuntamiento para dar cumplimiento a la ley de Cambio Climático y Transición Energética 7/2021 de 20 de mayo, que establece que en el horizonte del 2023 todas las localidades de España cuya población sea superior a los 50.000 habitantes deben haber adoptado entre otras medidas el establecimiento de Zonas de Bajas Emisiones.

El desarrollo de esta obligación que marca el Gobierno, tendrá ahora que dotarse de una ordenanza, “abierta y participativa que aporte seguridad jurídica entre usuarios, empresas y ciudadanía en general”, ha explicado García Lorca justificando el establecimiento de la Zona de Bajas Emisiones de acuerdo a los estudios “profundos y rigurosos y el resultado de los informes realizado por un equipo multidisciplinar especializado en esta materia, que a través del método científico y análisis multicriterio, han definido una propuesta atendiendo a las diversas características, elementos y factores que constituyen y que afectan a nuestro territorio”.

En este contexto ha destacado que “la calidad de nuestra atmósfera es envidiada no solo en España, si no que es envidiable en el resto de Europa. En nuestro caso, en Almería, no tenemos industrias contaminantes, tampoco tenemos problemas de contaminación importantes, como pasa en otras ciudades, producidos por la congestión del tráfico y masificación de los vehículos que transitan por sus vías. La disposición geográfica de nuestra ciudad abierta al mar y la afluencia de los vientos dominantes, son factores determinantes que definen su excelente calidad”.

Ámbito ZBE

“El ámbito propuesto para la ZBE, está delimitado por el Cerro de San Cristóbal y la calle de La Reina por su sector este, englobando el Casco histórico y la zona Pescadería”, ha expuesto la responsable municipal del Área de Movilidad, quien ha resaltado que “es intención de nuestra alcaldesa y de este equipo de gobierno, dentro de esta zona de baja emisiones, seguir cuidando y velando por la salud de nuestros vecinos, con propuestas modernas e innovadoras , en cuanto a estrategias integrales de sostenibilidad ambiental, económica y social, sin mermar los derechos de los ciudadanos y su seguridad jurídica”

En esta línea y recordando la obligación legal para la implantación de la ZBE, García Lorca ha expuesto la apuesta que, respecto a la movilidad, el Ayuntamiento y la ciudad hace “de las tres eses: segura, sostenible y saludable. Apostamos también por por la creación de espacios más amables y atractivos para los vecinos de Almería y para todas aquella personas que vengan a visitarnos; por la creación de corredores e itinerarios peatonales en los enclaves estratégicos, así como la reordenación del espacio y del tráfico; por la creación de ciclocalles y zonas de calmado; por seguir transformando nuestra flota de vehículos hacia modelos mas sostenibles y eficientes energéticamente; por esa transformación sostenible del transporte público urbano colectivo, así como el refuerzo y mejora de la conectividad y por la multimodalidad de la movilidad en todas sus facetas y opciones”, ha enumerado.

Almería Smart Mobility

La concejala de Seguridad y Movilidad ha subrayado además la apuesta municipal “por las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial que nos va a permitir, en nuestro camino hacia una movilidad más sostenible, dotar al ciudadano de las herramientas más eficaces, para reducir sus trayectos y generar una modelización de tráfico eficiente y menos contaminante”. Un camino diseñado desde la estrategia que supone el proyecto Almería Smart Mobility que, entre otras cosas, supondrá la incorporación de sensores de última generación, cámaras de control de tráfico, la creación de una plataforma de movilidad, aplicación móvil para la reserva de espacio en zonas de carga y descarga, guiado de aparcamiento en tiempo real tanto en superficie, como en parking subterráneo,… Además, en los próximos meses se van a instalar en Almería cinco estaciones de medición de calidad del aire y 25 miniestaciones que estarán repartidas por nuestra ciudad, que nos va a permitir tener información para la toma de decisiones”, ha explicado.

García Lorca ha insistido en que “lo que hoy hacemos es “cumplir con el requisito que nos obliga el Gobierno, como es la delimitación del ámbito, a partir de ahí tramitaremos la ordenanza que regulará el funcionamiento de esa zona con la tranquilidad de que, el día 1, nada cambiará en ese ámbito, como así se ha significado anteriormente”, ha insistido la edil.