El cementerio de San José y Santa Adela inicia este lunes tareas de limpieza intensiva y baldeo para recuperar la normalidad después de la calima

Sacramento Sánchez explica cómo la empresa encargada del camposanto retiró la arena el viernes y ha preferido no interferir con tareas ‘extra’ de limpieza en las visitas de los sábados y domingos, las más numerosas

Operarios del cementerio de San José y Santa Adela en la capital han iniciado este lunes tareas de limpieza intensiva del camposanto que incluyen baldeo de calles y paredes con las que quieren recuperar la normalidad en el recinto después de la calima que la pasada semana tiñó de rojo las calles del cementerio. El Área de Servicios Municipales, que coordina la concejala Sacramento Sánchez, y la empresa que gestiona el cementerio, ‘Grupo ASV Servicios Funerarios’, han acordado iniciar estos trabajos de limpieza ‘extra’ después del fin de semana, que es cuando más visitantes recibe el espacio municipal.

Una vez finalizado el fenómeno atmosférico de la calima el pasado jueves, el cementerio presentaba, al igual que el resto de la ciudad, unas calles llenas de tierra rojiza que se tornó en barro con la lluvia. Unos restos que no acababan de salir con la limpieza habitual que se desarrolla en el camposanto y que iban a requerir de baldeo y de una limpieza extra. Tareas intensivas que hubieran causado algunas molestias entre quienes se acercan a visitar el cementerio en los días de mayor afluencia de visitantes y que son los sábados y domingos.

De ahí que se acordara dejar esta tarea más intensiva para hoy lunes (la habitual se ha seguido ofreciendo a diario y no incluye ni lápidas ni panteones cuyo mantenimiento corresponde a los familiares). De cualquier modo, la concejala ha querido “pedir disculpas a quienes han pasado por el recinto este fin de semana y no lo han encontrado como habitualmente”.

No obstante, los empleados de ‘Grupo ASV Servicios Funerarios’ “hicieron un esfuerzo de limpieza el viernes, que incluyó retirada de arena con sopladora y limpieza de mobiliario para que el día de San José, que coincidía con el sábado, las calles del recinto estuvieran presentables después de la gran cantidad de arena que se había depositado sobre Almería”, reconoce Sánchez.

Baldeo de calles y limpieza de mobiliario

Una vez superado el fin de semana, el personal de mantenimiento del cementerio de San José se ponía este lunes manos a la obra para que las calles del recinto recuperen cuanto antes la normalidad y lo han hecho con baldeos de calles y paredes, y siguiendo con la limpieza intensiva no sólo en calles, sino también en mobiliario (fuentes, bancos, papeleras). Una labor que no sólo se centraliza en este camposanto, el más grande del término municipal, sino que también se ha desarrollado en todos los cementerios almerienses: el de La Cañada, el de Cabo de Gata, el de El Alquián y el de Cuevas de Los Medina.

Estos últimos, más pequeños, han permitido compaginar tareas de limpieza con visitas, menos numerosas que en el de San José, de hecho algunos estaban ya listos después de una tarea intensiva de retirada de arena el mismo viernes, como ocurría con el cementerio de Cabo de Gata, ha subrayado la concejala.