El Ayuntamiento renueva su compromiso con CGUAL para abastecer de agua desalada a sus cultivos ante la sequía

El Ayuntamiento de Almería ha renovado su compromiso con la Comunidad General de Usuarios de las Aguas Depuradas (CGUAL) para suministrar agua procedente de la planta desaladora de Almería, durante un periodo de dos años, para el riego de 2.925,04 hectáreas en los municipios de Almería, Benahadux, Gádor, Huércal de Almería, Pechina, Rioja, Santa Fe de Mondújar y Viator.

Los cultivos a los que se destina dicho riego se distribuyen, según el proyecto a portado por la CGUAL a la Junta de Andalucía, en invernaderos, hortícolas al aire libre, cítricos, olivos y otros frutales y arbolado.

Así lo han acordado la alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, y el presidente de la CGUAL, José Antonio Pérez, a través de la firma de un convenio de colaboración interadministrativa de acuerdo con las previsiones del Plan Hidrológico y a la vista de la resolución de autorización temporal de aguas desaladas de la administración autonómica. Un convenio que ha recibido recientemente el visto bueno de la Junta de Gobierno Local.

El acuerdo, en vigor hasta finales de agosto de 2025, estipula que “el agua solo podrá utilizarse para el riego de los terrenos ubicados dentro de la superficie que forma parte del ámbito de riego de la concesión de aguas regeneradas otorgada a CGUAL, con una superficie de 2.925,04 hectáreas”.

Así, para atender a la derivación temporal de agua autorizada y objeto del convenio, sin derecho al uso privativo, se requiere la puesta en funcionamiento de un bastidor más de la desaladora de Almería. La producción, que será de 7.050 metros cúbicos por día, se podrá planificar garantizando siempre la cantidad y calidad diaria solicitado.

En lo referente a la contraprestación del suministro, el convenio señala que tras revisarse la tarifa para el presente ejercicio de 2023, aplicado ya el incremento del IPC y considerando que el uso actual de la desaladora para el riego es de tres bastidores, se establece una tarifa de 0,9386 euros por metro cúbico sin IVA. También se establece en 0,2456 euros por metro cúbico sin IVA el concepto de costes fijos para el caso de que el incremento de producción no fuese demandado por parte de la CGUAL.

Igualmente se estipula que “la solicitud del volumen de agua se efectuará con un mes de antelación por parte de la CGUAL a la desaladora, que comunicará la demanda de agua desalada diaria necesaria a suministrar”.

Uso del agua

El destino del agua quedará adscrito al uso que se autoriza, sin que pueda ser empleada para otro uso distinto, quedando prohibida su enajenación o arriendo. El convenio también indica que, en ningún caso, el volumen de agua autorizado podrá emplearse para la puesta en cultivo de nueva superficie de riego ni para el riego de superficies afectadas por limitaciones normativas.

El concejal de Agua, Zonas Verdes y Agricultura, Juan José Segura, ha puesto de manifiesto la necesidad de renovar este convenio “ante el gravísimo riesgo de pérdida sustancial en la producción hortofruticola y los consiguientes puestos de trabajo puesto que los recursos convencionales de aguas regeneradas son escasos ante la situación de sequía estructural y pertinaz que estamos sufriendo, especialmente en Almería”.

“Desde el Ayuntamiento siempre estaremos de lado de los agricultores y regantes para, en la medida de lo posible, contribuir e impulsar uno de los principales motores económicos de nuestra ciudad”, ha apuntado.

El Ayuntamiento de Almería se reserva la facultad de restringir, suspender temporalmente o limitar el suministro a la CGUAL “por cualquier causa derivada de la explotación del servicio y de interés público puesto que es prioritario en todo caso el abastecimiento de agua a la ciudad de Almería y a su área de cobertura”.