El Ayuntamiento reducirá los precios del autobús urbano un 50% para todos los abonos y tarjetas

El Ayuntamiento de Almería reducirá el precio de los abonos y tarjetas mensuales de transporte del servicio municipal que se presta en la capital a través de Alsa-Surbus un 50%, al menos hasta el final del primer semestre del año 2023, acogiéndose al Real Decreto-Ley 20/2022 publicado en el BOE del 28 de diciembre. por el que se establecen bonificaciones especiales sobre las tarifas vigentes para el transporte colectivo durante ese periodo.

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, subrayando la apuesta municipal por el transporte público y la movilidad sostenible, comprometiéndose el Ayuntamiento a asumir el 20% adicional de rebaja, condición impuesta por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana para mantener el descuento del 30% que se empezó a aplicar desde septiembre de 2022 tras acogerse el Consistorio al decreto ‘anticrisis’ aprobado por el Gobierno, vigente hasta finales del pasado año.

La entrada en vigor de los nuevos precios de los abonos y tarjetas se producirá una vez sea aprobado, en Junta de Gobierno Local, el correspondiente expediente iniciado por el Área Seguridad y Movilidad, conformados los necesarios estudios administrativos, jurídicos y económicos que acompañen esta propuesta. Esta medida, como ha adelantado Vázquez, supondrá un coste de unos 300.000 euros de aportación municipal, de acuerdo a la estimación de los técnicos municipales basada en los datos de uso del transporte urbano y la tendencia, al alza, que se viene produciendo tras la pandemia.

Asumido el compromiso de implantar una reducción del precio de los abonos de transporte y tarjetas mensuales, y a la espera de que los ayuntamientos conozcan la Orden Ministerial, aún pendiente de publicación, que vendrá a regir las condiciones, requisitos y plazos que las entidades locales deben cumplir en aplicación de estas bonificaciones, el bonobús ordinario de diez viajes pasaría de tener un coste de 7,4 euros a un precio de 3,70 euros, mientras que la tarjeta mensual de uso libre rebaja su precio de los 32,55 euros a los 16,30 euros.

La medida, que conforme al Real Decreto no incluye el precio de los billetes de ida y vuelta o sistemas equivalentes de descuentos para usuarios recurrentes, alcanza también los abonos y tarjetas de transporte de estudiantes y pensionistas quienes, en este último caso, podrán adquirir un abono de diez viajes por 1,45 euros en lugar de 2,9 euros.

En el caso de los estudiantes, el Bonobús Universitario de diez viajes pasaría a tener un precio de 2,80 euros frente a los 5,55 euros actuales, mientras que la bonificación de la tarjeta mensual de Estudiantes rebaja su precio de 27,6 euros hasta los 13,80 euros. Asimismo, la tarjeta mensual Estudiante 10 pasa de los 11,9 euros a los 5,95 euros, según la propuesta que trasladará el Ayuntamiento para bajar el precio del transporte urbano.

Es intención también del Ayuntamiento aplicar estas tarifas bonificadas con carácter retroactivo con fecha 1 de enero de 2023, quedando esta cuestión a la espera de la publicación de la Orden Ministerial que desarrolle el Real Decreto publicado en el BOE del 28 de diciembre, al tiempo que se puedan habilitar los mecanismos y trámites administrativos para dar validez a la medida.

Del mismo modo, se está estudiando la fórmula para habilitar el procedimiento adecuado para que aquellos usuarios del transporte público que adquieran tarjetas en ese plazo de normalización del sistema a precios distintos a los aprobados sean compensados y obtengan la tarifa con el 50% de bonificación.