El Ayuntamiento aprueba el proyecto de demolición de las edificaciones situadas entre las calles Viña y Hércules

La licitación de las obras, con un presupuesto de 200.000 euros, espera ahora a que culmine el procedimiento de obtención de suelo necesario en el proceso de transformación urbana que sigue el entorno de La Alcazaba

La Comisión Ejecutiva de la Gerencia Municipal de Urbanismo ha aprobado el proyecto de demolición del conjunto de edificaciones situado entre las calles Viña y Hércules, en el Casco Histórico, con un presupuesto base de licitación de 219.955,83 euros y un plazo de ejecución de dos meses.

La aprobación del proyecto de demolición sigue al procedimiento de expropiación iniciado por el Ayuntamiento sobre los diecisiete inmuebles que se encuentran en el ámbito del PEDEI-CEN-07. Un paso más en el objetivo municipal de seguir avanzando en la puesta en valor del Casco Histórico y, de forma particular, en las actuaciones municipales que se desarrollan sobre la zona a nivel patrimonial, urbanístico, turístico, paisajístico y medioambiental.

Las edificaciones incluidas en el proyecto de demolición forman una manzana, por lo que no tienen edificaciones colindantes. En general, las edificaciones constan de planta baja, excepto algunos casos que cuentan con primera planta y un edificio que también cuenta con segunda y tercera Planta, además de cubierta. La estructura es de hormigón armado, cubierta plana, con tabiques, y materiales de calidad baja, con una antigüedad de más de 90 años y de más de 50 años en el caso del edificio de mayor altura. La carpintería de puertas y ventanas, es de madera, con rejas metálicas en la Planta Baja.

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha destacado la importancia de la actuación iniciada por el Ayuntamiento en el proceso de “transformación” que se viene produciendo en todo el entorno de La Alcazaba, dando continuidad así al conjunto de proyectos “que se han ejecutado, están ejecutándose y se van a ejecutar sobre la zona”, enumerando entre ellos “la prolongación de la calle Pósito con la calle Almanzor, los jardines mediterráneos de La Hoya o la mejora de la accesibilidad, recuperación urbana y paisajística para hacer de San Cristóbal un gran mirador.

En paralelo a la aprobación que se ha llevado de este proyecto, el Ayuntamiento de Almería continúa la tramitación administrativa necesaria para la adquisición del suelo que, ya en su fase final, concluirá con las actas de pago y ocupación por parte del consistorio, previo paso de la licitación de unas obras de demolición que “podrían ejecutarse antes de final de año”, según ha estimado la edil popular.