El alcalde agradece “la solidaridad y humanidad” de quien decide “colaborar en salvar vidas” en el Día Mundial del Donante de Sangre

Presidido por el primer edil, Ramón Fernández-Pacheco, el Salón de Plenos acoge la entrega de reconocimientos a los donantes más jóvenes, más veteranos y quienes suman mayor número de donaciones

El Ayuntamiento de Almería se ha sumado hoy a la celebración del Día Mundial del Donante colaborando con el Centro de Transfusión Sanguínea de Almería en la organización de una colecta de sangre en la Casa Consistorial, en la Plaza Vieja, y con la entrega de distinciones a los donantes más jóvenes, a los más veteranos y a los que acumulan más donaciones.

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha estado acompañado en este acto, además de por la teniente de alcalde, María Vázquez, y miembros de la Corporación Municipal, por el director del Centro de Transfusión en Almería, Arif Laarej, el delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Juan de la Cruz Belmonte, y el presidente de la Asociación de Donantes, José Nemesio Pascual.

Fernández-Pacheco ha agradecido “la solidaridad de quienes deciden colaborar en salvar vidas y mejorar la salud de los demás a cambio de nada” y se ha mostrado “orgulloso de ser alcalde de una ciudad como Almería, que cuenta con una extraordinaria red de solidad y afecto”.

Asimismo, ha querido remarcar “el importante papel que tienen los donantes”, ya que “la sangre no se fabrica y tiene fecha de caducidad”, por lo que ha animado a todos los almerienses a seguir siendo solidarios y a renovar las reservas a diario para garantizar así la asistencia sanitaria.

“Almería es una referencia de solidad, respeto y humanidad gracias a los donantes”, ha destacado Fernández-Pacheco, subrayando como el Consistorio de Almería, al igual que sus ciudadanos, se vuelcan siempre con el Centro de Transfusión y con los donantes, sumándose igualmente a la felicitación hacia las personas que hoy han recibido, en el Salón Noble, su distinción y reconocimiento por parte del Centro de Transfusión de Sangre del Hospital de Torrecárdenas: Juana Latorre Murcia e Ionel Paul Calini, los donantes más jóvenes; Francisco Cano Medina y Gracia Guardia Hidalgo, los más veteranos, además de Víctor Rodríguez Martínez (108), Francisco José Ruiz López (112), Juan Carlos Benítez Valdés (103), Tomás López Fernández (106), Mari Carmen Redondo Redondo (108) y Javier Francisco Gómez Ibáñez (106) por ser quienes suman mayor número de donaciones, que han recibido el Escudo de Oro de la Ciudad de Almería.

En esta línea, el delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Juan de la Cruz Belmonte, ha recordado la importancia de las donaciones para garantizar la asistencia sanitaria. “Ahora que empiezan los desplazamientos en coche por las vacaciones y, desgraciadamente, se producen más accidentes es especialmente importante tener reservas de sangre”, ha señalado, al tiempo que ha felicitado a los donantes que han superado las 100 donaciones, “un número mágico”, y ha invitado al resto “a seguir su ejemplo, ya que la sangres es vida”.

Arif Laarej, director del Centro de Transfusión de Almería, ha destacado también el “gesto de solidaridad y generosidad” que supone donar sangre. En este sentido, ha señalado que “invirtiendo 10 minutos en donar sangre podemos ayudar a tres pacientes”. Además, se ha congratulado de las cifras conseguidas este año: más de 10.000 donantes y más de 1.300 donaciones de plasma, de las que se han beneficiado más de 3.000 pacientes. “Sin donaciones, no podríamos haberles ayudado”, ha resaltado.

Asimismo, ha puesto de relieve la importancia de “crear cultura de la donación”. Y es que, tal y como ha apuntado, “hay que pensar que después de los 65 años, más del 50% de la población puede necesitar sangre en algún momento de su vida”.