Alcalde y presidente de Diputación consideran “poco ambicioso y que llega 30 años tarde” la mejora del tren entre Almería y Granada

Ramón Fernández-Pacheco y Javier A. García han mantenido una reunión con el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, y la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, sobre el estudio funcional de esta línea ferroviaria

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, y el presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier A. García, acompañados por la concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, y el vicepresidente de Diputación, Ángel Escobar, han mantenido una reunión en la Subdelegación del Gobierno con el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, y la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, para conocer el estudio funcional preliminar de la nueva línea ferroviaria entre Almería y Granada.

Ambos han agradecido al secretario y a la presidenta la celebración de este encuentro, que se ha desarrollado en un clima de cordialidad y colaboración mutua con el objetivo de seguir desarrollando futuras reuniones que potencien las infraestructuras y la conexión de la provincia de Almería, aunque han recordado que esta reunión se ha producido como fruto de la presión ejercida desde Diputación y Ayuntamiento tras los tres encuentros que se mantuvieron con las instituciones de Granada para informar de este proyecto y del que, en ningún momento, se notificó a las de la provincia de Almería.

Tras el encuentro, Ramón Fernández-Pacheco y Javier A. García han destacado la urgente necesidad de este proyecto dentro del Corredor Mediterráneo que uniría a Almería con el resto de Europa, pero, al mismo tiempo, han subrayado que llega con 30 años de retraso y su carácter conformista y poco ambicioso porque reduciría, en el mejor de los escenarios, solo en 30 minutos el trayecto Almería – Granada, pasando de las 2 horas y 24 minutos actuales a 1 hora y 54 minutos.

En este sentido, el alcalde ha insistido en que “los almerienses merecemos una apuesta decidida del Ministerio en materia ferroviaria” porque entiende que “es una injusticia manifiesta” y se trata de “un asunto fundamental para el presente y para el futuro de la sociedad almeriense”. El primer edil ha calificado el estudio funcional de “poco ambicioso”, ya que “aunque implementa una serie de mejoras en la vía se traduce en un recorte modesto de los tiempos de viaje a Granada”. Es por ello que el alcalde ha mostrado la colaboración del Ayuntamiento “para seguir enriqueciendo este proyecto que aún no está terminado”.

Asimismo, Fernández-Pacheco ha destacado que, en el marco de esta reunión, también se han tratado otros proyectos como la conexión ferroviaria con el Puerto para lo que han acordado mantener una reunión próximamente, con el Puerto de Almería presente, para avanzar en esta materia y que el puerto de la ciudad “deje de ser el único del arco mediterráneo que no tenga conexión ferroviaria”.

Por su parte, Javier A. García ha manifestado que “es un estudio que moderniza la vía y reduce en cierto tiempo el trayecto. No es tan ambicioso como esperábamos y, por tanto, creemos que es escaso. Los almerienses necesitamos que se reduzca mucho más el tiempo y que estas mejoras se hubieran hecho hace ya 30 años. Nos han explicado unas actuaciones que ya deberían estar hechas. Con estas mejoras propuestas el tren funcionaría hasta 2050 y hemos expresado que la provincia no puede hipotecarse hasta ese año con estas actuaciones”.

Asimismo, ha resaltado la necesidad de “reducir mucho más los tiempos para que el tren Almería-Granada sea mucho más competitivo. Hay que trabajar para poder reducir, al menos, por debajo de una hora y media el viaje. Se han comprometido a seguir estudiando esa posibilidad y nos hemos prestado a colaborar con ellos para seguir enriqueciendo el estudio funcional, que sigan contando con la provincia, escuchando a la sociedad almeriense y que nuestros ciudadanos, después de tantos años de abandono, no nos merecemos estar aislados y que simplemente se hagan unas mejoras, necesitamos más. Diputación y Ayuntamiento vamos a seguir reivindicando en mejora de tiempos y calidad”.

El estudio de la nueva línea aún no está finalizado. Se contempla un presupuesto de 615 millones de euros para acometer las actuaciones necesarias que, a grandes rasgos, consistirían en mantener parte del trazado con modificaciones como la adaptación del ancho de vía a medida internacional y la electrificación completa de los 180 km. de la línea. No existen aún plazos ni fechas y, todo apunta, a que este proyecto se abordaría una vez finalizado el trayecto del AVE Almería-Murcia.